lunes, 27 de marzo de 2017

Falafel con salsa de hummus y yogur

Cuántos días sin publicar receta!!! Horror!!!
Es que voy a tope con el trabajo, los talleres, la vida en general.... :)
Pero este fin de semana he sacado tiempo y aprovechando la visita de mi fotógrafa personal, mi guapísima sobrina Maria, hemos podido preparar algunas recetas.
Aquí va la primera, estos deliciosos y ligeros falafel con una suave salsa para darle un sabor añadido.
La receta no puede ser más sencilla!
 



Ingredientes

300 gr. garbanzos cocidos (1 bote pequeño)
1 cebolleta tierna o cebolla dulce pequeña
4 ramas de perejil
4 ramas de cilantro
1/2 ajo o media cucharadita de ajo en polvo
1/2 cucharadita de Comino en polvo
1/2 cucharadita de Comino en grano
Un pellizco de levadura
Pimienta
Sal
4 cucharadas de aceite de oliva 

Para la salsa:
Hummus (yo lo he comprado en el supermercado)
Yogur natural
Comino, sal y pimienta al gusto


Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja con papel sulfurizado.
Pondremos todos los ingredientes en una trituradora y lo batiremos hasta conseguir una masa con pequeños trocitos de garbanzo.
Probaremos y rectificaremos de sal, pimienta, comino y ajo al gusto.
Formaremos bolitas con las manos, las aplastaremos un poquito y las iremos colocando en la bandeja de horno. Si se nos pegan en las manos, nos las podemos untar con un poco de aceite o agua, así será más fácil trabajarlas.




Cuando las tengamos preparadas, las pintaremos con un poco de aceite de oliva y la ayuda de un pincel o con los dedos.
Y al horno! De 20 a 25 minutos o hasta que estén doraditas.
Cuando las saquemos del horno las dejaremos enfríar un poco porque si no, se rompen con facilidad.
También se pueden freir, pero yo he preferido esta versión más "light" ahorrándonos el momento fritanga.

Para preparar la salsa, mezclaremos en un bol una cucharada de hummus por una de yogur, y condimentaremos al gusto. Está buenísima!!!! Descubriréis que es una salsa muy rica para otras muchas cosas.

Receta apta para dietas vegetarianas. Para versión vegana, podéis utilizar yogur de soja. 


Espero que os guste, a nosotros nos ha encantado!!








domingo, 5 de febrero de 2017

Bizcocho de limón y semillas de amapola

Me estoy aficionando a los bizcochos con limón. Éste resulta muy esponjoso y suavecito con el contraste del pequeño crujido de las semillas de amapola.
Es una receta versátil ya que  nos permite hace una versión más ligera, sustituyendo el azúcar blanco por moreno, la leche de vaca por vegetal y con harina integral. Yo lo he probado con leche de avena y queda igual de rico.





Ingredientes
(las medidas del vaso son 125 ml.)

3 huevos
2 vasos de azúcar
1 vaso de aceite oliva suave
1 vaso de yogur o leche semidesnatada
3 vasos de harina
1 cucharadita de levadura
Ralladura de 1 limón
2 cucharadas de zumo de limón
2 cucharadas de semilla de amapola
1 cucharadita de vainilla (opcional)
Azúcar glas para decorar




Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde que vayamos a utilizar untándolo con mantequilla y espolvoreándole harina o con spray desmoldante.
 En un bol mezclamos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina y consigamos duplicar su volumen. Incorporamos la leche, el aceite, la ralladura y el zumo de limón y la vainilla. Mezclamos de nuevo.
Añadimos la levadura y la harina tamizadas, y mezclamos hasta que esté bien incorporado. Y por último, añadimos las semillas de amapola.




Ponemos la mezcla en el molde y horneamos durante 30-35 minutos o hasta que esté doradito y al pinchar con un palillo salga limpio.
Desmoldamos y cuando esté frío lo decoramos con azúcar glas.




Como os decía al principio, queda también muy rico en su versión más ligera con harina integral, azúcar moreno y leche vegetal. Las cantidades son las mismas.






jueves, 26 de enero de 2017

Peras con "almíbar" al limón

Hoy vamos con una receta saludable, ligera y con un delicioso sabor.
Y sí, almíbar entre comillas porque no es el habitual de agua y azúcar a partes iguales.
Es un almíbar muy ligero apto para dietas bajas en calorías y detox. Para quien no quiere abusar del azúcar ya que se aprovecha la propia dulzor de la fruta.

Para espesar el almíbar podemos utilizar: alga agar agar* un gelificante de origen vegetal que se obtiene de una alga roja, con increíbles propiedades y beneficios y maravillosos usos en la cocina. O Kuzu* que es el almidón que se extrae de la raíz de la planta Pueraria lobata, muy utilizada en la Medicina Tradicional China.

*Os dejo he dejado los enlace de las dos para que descubráis todas sus propiedades. Las podéis encontrar en las herboristerías y grandes superfícies.





Ingredientes

4 peras (yo he usado tipo Conferencia)
1/2 l. de  zumo de manzana (ecológico y sin azúcar, si es posible)
2 cucharaditas de alga agar agar en polvo o kuzu
1 cucharada de sirope de agave o arroz, o concentrado de manzana
1 limón
Almendras laminadas
Canela


Pelaremos las peras y las trocearemos en cuartos, retirando el corazón, y las cocinaremos al vapor durante 10-15 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor estén blandas.
Reservamos.




Para hacer el almíbar mezclaremos el agar agar o el kuzu con un poquito de zumo de manzana hasta que se deshagan. Lo incorporamos con el resto de zumo en un cazo y lo pondremos a hervir suavemente. Añadimos la piel del limón finamente rallada, y lo dejaremos hervir durante 2-3 minutos para que espese. Retiramos del fuego y añadimos el sirope de agave o arroz, o bien concentrado de manzana.

Pondremos las peras en un bol y le echaremos el almíbar por encima. Dejaremos enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera.
Tostaremos las almendras laminadas a fuego suave en una sartén y reservamos.





Serviremos las peras fresquitas con un poquito de canela y unas almendras laminadas tostadas por encima.
Un postre ligero y muy sabroso, o un desayuno o merienda ideal por su ligereza.
Os encantará.


Petonets!!


Fotografías: Maria Ros